Ahorremos juntos para las vacaciones

Hoy les traigo el primer post del año, acerca de ahorrar porque me he dedicado a investigar como ahorrar para esos viajecitos que planeamos y planeamos y no se nos da. Aparte que me imagino que muchos de nosotros ponemos como proposito de año nuevo ahorrar... Al menos yo siempre es parte de mis propositos año con año, pero seré sincera nunca le había puesto pilas... 


Es un buen hábito y de esas acciones que en tu vida no creo que te arrepientas en ningún punto de haberlo hecho, sin decir lo reconfortante que es lograr una meta por chiquita que sea.



Hace un par de años (o más, que rápido pasa el tiempo sniff!) mi tesis fue acerca de la cultura del ahorro, e increíblemente nosotros... Los administradores de empresas en proceso (estudiantes) somos los que menos teníamos la cultura. Pero bueno, sea cual sea tu profesión, tu meta o tu objetivo... Vamos por el.

Existen muchas maneras, métodos y estrategias, te diré algunos que nos pueden ayudar en el proceso de convertir esto en parte de nuestro buen hábito.

Quitenmelo que me lo gasto
(Esto lo aprendí del Pequeño Cerdito Capitalista mas cute que le leído) 
Es que el día que recibamos dinero o sea cobremos nuestro sueldo, lo primero que hagamos sea separar una cantidad y claro, no ponerla al alcance, ya sea en una cuenta aparte o un fondo de ahorro. Sofía Macías la autora del libro "Pequeño Cerdo Capitalista" nos dice que si les pagamos a muchos por cosas y servicios, ¿Porque no pagarnos a nosostros mismos? Esa cantidad que apartaras es tu pago, que ira directamente a tu ahorro.



Tandas.
Si ya trabajas (si me refiero si ya eres Godinez) entonces sabrás que esto abunda en el trabajo. Y creanme son bue-ni-si-mas, claro siempre y no la cantidad que darás te asfixie, propon una con paguitos chiquitos, ya sea entre tus amigos o compañeros de trabajo. Mi experiencia aquí es que si he ahorrado con esto, porque sientes ese compromiso o la pena que no te vayan a ir a cobrar, así que puntualito uno da $$, planeala para tus vacaciones, tu cumpleaños o alguna meta donde requieras tener un fondito. OJO: No te metas en muchas tandas, y primero que nada sondea que tan buena es la persona que organiza la tanda.



El cambio al final del día.
Normalmente uno ODIAAA traer muchas moneditas, si tanto odias traer kilos de metales en tus bolsillos o en el fondo recondito de la bolsa (yo siempre encuentro ahí), haz una alcancía con todo ese cambio. 
Cuando pagues, paga con billetes y proponte al final del día vaciar en tu alcancía ese cambio. Crearas un colchoncito que para algo servirá. 

No mal gastes. 
Uy que difícil... (si para mi lo es!!, me encanta ayudar la economía). 
Pero más bien aquí no gastes en esas cosas que hasta coraje da gastar: intereses en la tarjeta de crédito, gasolina, recargos, reconexiones, etc. 
Cuando me refiero no gastes en gasolina, me refiero a que puedes planear tu día en que el recorrido que des, no sean vueltas y vueltas, así ahorras hasta tiempo, haz un recorrido donde todos las actividades sean programadas. Ahorrarás unos pesos, que en meses quizá sean cientos ;)

Y bueno espero que les sirva mis consejitos, son pocos pero poco tediosos de seguir, ya les mantendré al tanto como van nuestros planes y los ahorritos.



Con cariño, Miss K.








Entradas populares de este blog

Mi experiencia de compra en iHerb

¡Tarte ya envía a México!

Un tinte diferente acerca del amor...por Odin Dupeyron.