Un tinte diferente acerca del amor...por Odin Dupeyron.

Hoy no hablaré de moda... hoy se me "apeteció" hablar del amor... tema delicado, complicado, extenso pero... que todos vivimos. Para ello me quisé citar a un maravilloso e inspirador hombre,  Odin Dupeyron.

Admiro mucho las palabras de Odin Dupeyron, escritor, actor y director mexicano, con mucha picardía y veracidad, nos habla acerca de la vida, el amor, el amor propio y poesía, mucha poesía.





Lo conocí gracias a una amiga que me llevo al teatro Reforma, un día que se presentó ( yo sin saber absolutamente nada de él), salí con otra manera de ver la vida... en su monologo "A Vivir" y a lo largo del tiempo he adoptado frases y pensamientos de él, que han encajado perfecto en mi vida. 




Si quieres saber un poco más de Odin Dupeyron, te dejo una breve reseña realizada por Matsuri Rojano Nisimura; que nos narra una ligera introducción en el estilo narrativo y poético de Odin.


Por su parte Vanidades lo invito a colaborar con su "Día Vive Vanidades" donde aclara que no son técnicas extraordinarias las que comparté, sino vivencias y tips que le han resultado a él, para sentirse pleno, consideró que cualquier consejo es bueno... y en ocasiones algunas palabras de Odin, algunos sentimientos que quiere transmitir, se adaptan a uno.

Un mexicano con mucha picardía, con mucho sentimiento... que sabe transmitir emociones tan solo en sus "Viernes de poesía" (El cuál nunca me pierdo), que puedes ver aquí



Hoy viernes... el mensaje me atrapó y por eso decidí compartirlo, hay una frase de él, que en lo personal me hace reflexionar mucho acerca de...

 " Tantos años de evolución en la inteligencia sobre el instinto, y la gente sigue cometiendo la estupidez de enamorarse de quien le gusta, y no de quien le hace feliz".

Frase que encierra polémica y reflexión, sobre la cual hablo hoy, y citó...

" A ver... El amor duele, ¡Sí! duele, cuando te dejan, cuando se acaba, cuando no eres correspondido, cuando la relación se desgasta y hay problemas de fondo, pero de ninguna manera se debe sufrir, cuando amas el amor no se padece, el amor debe ser ma-ra-vi-llo-so y con sus altas y sus bajas, esencialmente debe ser maravilloso, si das mas de lo que recibes, si aportas mas de lo que te dan, sí amas y no te dan nada o te dan migajas, o solo te hacen el favor, si lo estas padeciendo... ¡No es amor! Es capricho. O es necedad, o es pendejada tuya, pero por el bien de todos, no le llames amor. 
Por supuesto, alguien te puede gustar, su físico, ¡claro! ¡como no! Pero si eventualmente no se esmera por hacerte feliz ¡Achingar a su madre!, Por supuesto que la atracción es instintiva, el amor es un arrebato, pero si no está acompañado eventualmente de la razón y la cordura terminará siendo una pasión enferma, es decir, a mi me puede gustar mucho, mucha gente, y me puedes atraer por instinto y me puedes encantar por tu cara o por tus ojos o por tu cuerpo, pero yo siempre he dicho que uno de los principales requisitos que tienes que tener para que yo me pueda enamorar de ti, es que TU, te puedas enamorar de mí de regreso; si no puedes ver lo maravilloso que soy... ¡NO ME MERECES! El instinto me atrae, la atracción me empuja, el deseo me inspira, pero solo el cuerdo conocimiento de quien es la otra persona... las cualidades, la bondad, el buen trato, la calidad del alma, es lo que me empuja a querer establecer una relación; la correspondencia y el buen trato ¡ME ENAMORA! Si no hay eso, podrás ser un estuche muy lindo por fuera, pero si no traes nada por dentro, no me podrás enamorar jamás, pero somos instinto y somos historia heredada de nuestros ancestros. 
Este asunto de elegir libremente una pareja es cosa muy reciente, de apenas el siglo pasado, antes y todavía hoy, en algunas de nuestras comunidades en plena modernidad hay personas que no son libres para escoger con quien casarse, y que la elección de la pareja sigue correspondiendo a los padres, o a las negociaciones  familiares, de hecho hay una estadística de la UNESCO que apenas leí ayer, que cada año 10 millones de mujeres en el mundo son obligadas a casarse antes de los 18 años, en pleno 2014. Y ustedes que tienen la oportunidad de elegir libremente se andan con mamadas, ¡No me chinguen! pero repito, esto de elegir sabiamente , eso de elegir pareja libremente, es cosa reciente, por eso en materia de saber de quien nos conviene enamorarnos, estamos todavía en pañales, yo creo que... por eso en ciertos círculos todavía la hacen tanto de pedo por enamorarte de alguien de otra religión, de otro color, de diferente clase social o del mismo sexo, pero también creo que si asumimos que aunque nos sintamos bien chingones, todavía estamos en pañales en cuestión de elegir de quien enamorarnos sabiamente, entonces aprenderemos... ¡a pensar! Pensar mejor, analizar las circunstancias y elegir de manera sensata y no por esto carentemente de arrebato y de pasión con quien queremos compartir nuestro andar por esta vida; y no no´más por que nos gusta mucho, quedarnos con alguien que ni siquiera nos corresponde, o peor que esto... ¡Alguien que no´mas nos esta chingando la marrana!"

Sor Juana Inés de la Cruz fue víctima de este conflicto, escribió de manera magistral poesía nos enseña que sabía como elegir, esto es al que ingrato me deja busco amante:

"Al que ingrato me deja, busco amante;
al que amante me sigue, dejo ingrata;
constante adoro a quien mi amor maltrata;
maltrato a quien mi amor busca constante.

Al que trato de amor, hallo diamante,
y soy diamante al que de amor me trata;
triunfante quiero ver al que me mata,
y mato al que me quiere ver triunfante.

Si a éste pago, padece mi deseo;
si ruego a aquél, mi pundonor enojo:
de entrambos modos infeliz me veo.

Pero yo, por mejor partido, escojo
de quien no quiero, ser violento empleo,
que, de quien no me quiere, vil despojo."




¿Apoco no esta intenso pero super cierto? Ojala les guste. Me encantaría saber que piensan, así que no duden comentar o hacermelo saber por twitter: @EstademodaMx.
With Love, K.





Entradas populares de este blog

Mi experiencia de compra en iHerb

¡Tarte ya envía a México!